Manejo del dolor después de una cirugía

Una vez en casa después de la cirugía, es posible que sienta algo de dolor. Hasta las cirugías menores pueden causar hinchazón y rotura de los tejidos. Para un control eficaz del dolor, los consejos que probablemente ha aprendido en el hospital también sirven en casa. Para aliviar el dolor lo máximo posible, recuerde estos puntos:

Nota especial: Siga todas las instrucciones específicas para después de la cirugía que le haya dado su cirujano o su enfermero.

Adminístrese los medicamentos solo como le hayan indicado

  • Si el dolor no se alivia o si empeora, llame a su proveedor de atención médica.

  • Si se alivia, intente administrarse el medicamento con menos frecuencia o en dosis más pequeñas.

  • Los métodos de alivio del dolor sin medicamentos también son útiles y pueden ayudar a que los calmantes actúen mejor. Pida sugerencias a su proveedor de atención médica.

    Hombre que sostiene un vaso de agua, preparándose para tomar una pastilla.

Recuerde que los medicamentos necesitan tiempo para actuar

  • La mayoría de los calmantes que se toman por la boca necesitan por lo menos de 20 a 30 minutos para surtir efecto. Es posible que no alcancen su efecto máximo hasta cerca de una hora después de haberlos tomado. 

  • Tome los analgésicos en los horarios establecidos tal como le hayan indicado. No espere hasta que el dolor aumente para tomarlo.

Elija el momento de tomar los medicamentos

  • Trate de programar una hora para tomar el medicamento, como por ejemplo, antes de comenzar una actividad como vestirse o sentarse a la mesa para cenar.

  • Tomar el calmante para el dolor en la noche puede ayudarlo a descansar bien.

Consuma abundantes frutas y verduras

  • El estreñimiento es un efecto secundario común de algunos calmantes. Comer frutas, verduras y otros alimentos ricos en fibra puede ayudar a combatirlo.

  • Beba muchos líquidos.

  • Hable con su proveedor de atención médica respecto de seguir algún régimen especial para prevenir problemas gastrointestinales.

No beba alcohol mientras esté tomando calmantes

  • Mezclar bebidas alcohólicas y calmantes puede causar mareos y hacer que su sistema respiratorio funcione lentamente. Incluso puede llegar a ser mortal.

No conduzca ni opere maquinaria mientras esté tomando calmantes que puedan causarle somnolencia.

Tenga en cuenta estas otras precauciones

  • Pregunte a su proveedor de atención médica o a su farmacéutico cómo descartar de forma segura sus calmantes cuando deje de usarlos.

  • Nunca comparta sus calmantes con otras personas.

  • Guarde sus medicamentos en un lugar seguro para que no los puedan robar. Si cree que su medicamento se perdió o que se lo robaron, avise de inmediato a su proveedor de atención médica.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.